French President Emmanuel Macron speaks during a news conference to unveil his policy response to the yellow vests protest, at the Elysee Palace in Paris, France, April 25, 2019. REUTERS/Philippe Wojazer

Presidente de Francia señala que ha sido un ataque sin víctimas mortales

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha calificado la explosión de “ataque” al conocer la noticia mientras era entrevistado. El mandatario ha destacado que “no hay víctimas mortales, pero sí heridos”, y ha enviado sus mejores deseos a los afectados.

Eva, una lionesa de 17 años, se encontraba a apenas 15 metros del lugar de la explosión. “Ha explotado y he creído que era un accidente de tráfico […] Había trozos de cables eléctricos a mi alrededor, pilas y trozos de cartón y plástico. Las ventanas estaban rota”, ha contado a AFP. Omar Ghezza, un panadero que regenta una tienda cercana, ha descrito un “gran bum”, del paquete abandonado.

Aunque la Prefectura tiene “la situación bajo control”, la Policía ha pedido a los ciudadanos que eviten las calles del centro de Lyon para facilitar las labores de atención e investigación. De hecho, el ministro del Interior, Christophe Castaner, se ha trasladado a la ciudad y ha anunciado en Twitter el refuerzo de la seguridad en “sitios que acogen a público y de los eventos deportivos, culturales y de culto”.

Tanto Castaner como el primer ministro, Édouard Philippe, han anulado su presencia esta noche en el último acto de campaña de su partido antes de las elecciones europeas.