Lenin Moreno tiene un 25% de aprobación según encuestas

Los índices de credibilidad y aprobación del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, que este viernes cumple dos años de Gobierno, se encuentran en torno al 25 %según dos encuestas realizadas recientemente por dos institutos demoscópicos.

El centro estadístico Cedatos, afiliado a la encuestadora WIN/Gallup International, sitúa la aprobación a la gestión del mandatario en mayo de 2019 en el 26,1 por ciento, cuando en agosto de 2017 llegó a alcanzar el 77 por ciento.

De acuerdo con la encuesta de este centro, con corte del pasado 15 de mayo, una muestra de 1.880 entrevistados mayores de 16 años de 17 ciudades del país y un margen de error del 3,4 por ciento, su índice de credibilidad es hoy del 24,7 por ciento. Al iniciar su gestión, Moreno contaba con el respaldo del 63 por ciento y llegó al 67 en agosto de 2017.

Sobre la forma de ser del presidente, los encuestados aprobaron a Moreno en la última encuesta en un 30,4 por ciento, en contraste con el 75 por ciento de apoyos que tenía en agosto de 2017, tres meses después de iniciar su Administración.

Entre las mayores preocupaciones del país, el 26,7 por ciento cree que son económicas como la carestía, pobreza y deuda pública. Le siguen el desempleo y subempleo (26,5 por ciento), la corrupción (14,2 por ciento), el mal manejo del Gobierno, la justicia y la situación política (8,9 por ciento) y la inseguridad, delincuencia y violencia (8,9 por ciento).

Otro sondeo realizado por la firma Perfiles de Opinión apunta la misma tendencia en la reducción del índice de credibilidad del presidente Moreno, que pasó de 84,96 por ciento en julio de 2017 al 24,18 por ciento en abril de este año.

De los 920 entrevistados de Quito, Guayaquil y Cuenca de este estudio, que tiene un margen de error del 3,2 por ciento, el 67 por ciento de los consultados se arrepiente de haber votado por él.

Su credibilidad también pasó del 72,90 por ciento a apenas el 16,08 por ciento el último mes, según esta encuesta. Otros indicadores como la percepción del desempleo e inseguridad demuestran un alto pesimismo en la población.

Así, el 69 por ciento de los consultados consideró que la delincuencia aumentará en los próximos meses.