Préstamos quirografarios ganan espacio en el BIES

El Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) apunta el grueso de sus inversiones privativas a los créditos quirografarios. Este 2019 planea entregar unos $ 3.000 millones a estos préstamos considerados de consumo.

Es una cifra récord que supera lo que inicialmente se había establecido en el presupuesto de la institución bancaria. Así lo reveló el presidente del directorio del Banco y del IESS, Paúl Granda, en diálogo con este Diario.

Para Granda, este tipo de inversiones representa una opción de rentabilidad para el Banco y permite que los beneficiarios accedan a recursos que los usan en emprendimiento, mejora de viviendas, inyectar liquidez a pequeños negocios, entre otros.

Dijo que este producto es de gran aceptación en el mercado, tanto por su tasa (que va de 8,30 % a 14,65 %, dependiendo del plazo) como por la facilidad de acceso, que se lo hace en línea. Un dato importante es que se trata de un préstamo en el cual la mora es baja, indicó.

La morosidad en este tipo de créditos se ha mantenido estable a lo largo de los años.

A diciembre del 2018, la mora estaba en 1,29 %, mientras el año anterior (2017) se colocó en 1,18 y el año antepasado (2016) fue de 1,43 %.

Estos préstamos, que pueden ascender hasta 80 salarios básicos unificados ($ 31.520 dependiendo de la capacidad de pago) y cuatro años plazo, se garantizan con los propios fondos de reserva y de cesantía del asegurado.

Entre tanto, el Biess anunció la semana anterior que se aprobaron reformas en beneficio de los asegurados. Entre los cambios se destaca, justamente, el incremento del monto de crédito quirografario en 10%, al pasar de 80 % a 90 %, en relación de la garantía de los fondos de reserva y cesantía acumulados de cada afiliado; asimismo, se elimina el requisito de 12 aportes consecutivos para el acceso a estos desembolsos.

El quirografario ha ido ganando espacio desde el 2010 entre las inversiones privativas del Biess.

En los primeros años, este tipo crédito superaba 27 % a la cartera del hipotecario, que genera actividad inmobiliaria. Sin embargo, al 2019 la brecha se amplía y será del 200% frente al hipotecario ($3.000 millones en quirografarios frente a $ 1.000 millones en hipotecarios).

El Biess ha generado en todos estos años una serie de productos quirografarios para incentivar la contratación de estos créditos entre los afiliados. Entre esos productos constan Crédito inmediato, Para ti mujer, Quirografario productivo, para Pensiones alimenticias, Tren crucero, Ecuador tu lugar en el mundo y Cocinas de inducción.

El último préstamo que lanzó al mercado fue Gracias mamá, con gran acogida entre el público. Según Granda en seis días se colocaron $ 9 millones con tasas promedio entre 10 % y 11 % y la meta es colocar al menos unos $ 30 millones en el mes de mayo. El universo de beneficiarias serían 55.000 mujeres, dijo Granda.

Jaime Carrera, secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Fiscal (OPF), opinó que este tipo de créditos, al ser de consumo sirven, por un lado, para pagar deudas, pero también son utilizados para comprar bienes de consumo, y estos de manera general, presionan las importaciones, lo cual deteriora la balanza comercial.

Para el experto, se trata de una inversión que a la institución le genera rentabilidad, pero es importante buscar soluciones más estructurales, de manera de parar la desinversión de fondos que se ha dado en los últimos años.

Hace pocos díass, Paúl Granda anunció que se buscará no desinvertir ni un solo dólar de los fondos en 2019.

Mora
La morosidad en créditos hipotecarios subió de manera importante hasta por encima de 6 %. El Biess busca mecanismos para su control.

Reestructuración
El Biess aprobó el refinanciamiento y reestructuración de hipotecarios que extiende el plazo a 30 años, con 6 meses de gracia para los cesantes. Hay facilidades para intereses vencidos.