GOT, la serie que paraliza cada domingo al mundo

0
107

Una serie de televisión que empezó inspirada en un libro, pocos imaginaron que llegara a convertirse en una de las más exitosas de la historia.

El libro “Canción de fuego y nieve”, de George R. R. Martin, que hoy se ha convertido en la serie más exitosa de todos los tiempos, cada domingo paraliza a gran parte del mundo. 

Es la favorita de los usuarios de HBO. El nivel de fanatismo que se creó con la misma solo podría ser comparado con el que en su momento generó Lost, la historia de los sobrevivientes a un accidente de avión que caen en una isla misteriosa.
Games Of Thrones generó convenciones de fanáticos, videojuegos, juguetes, réplicas de armas de guerra y armaduras, bebidas, un amplio desarrollo de cosplays de los personajes y un fanatismo turístico por los lugares naturales donde se filmó la serie.

La mezcla de fantasía medieval, lucha de poder, política y sexo es una combinación nunca antes vista en la TV. Mezclar dragones con reinos lejanos, todo sustentado por libros impecables, hicieron que esta serie fuera absolutamente novedosa y rompiera con todos los géneros.

GOT, fue  filmada con cuatro equipos de exteriores en distintos países (Islandia, Marruecos, España, Irlanda del Norte y Malta, entre otros), eligieron majestuosos lugares para representar los reinos en conflicto. Es, sin dudas, la serie más costosa de la historia.
Para ratificarlo, la primera temporada, estrenada en 2011, que tuvo diez episodios, costó entre 60 y 70 millones de dólares. Hasta la quinta temporada mantuvieron esos valores y la sexta, también de diez capítulos, costó 100 millones de dólares, según la revista Enterteinment Weekly.

La octava temporada, que solo tendrá 6 episodios, habría costado 90 millones de dólares, a razón de 15 millones de dólares el capítulo. Esto representa más del doble del presupuesto de Netflix por episodio para éxitos como Stranger Things, según publicó la revista Variety.

GOT en sus primeros tres episodios de la octava temporada ha logrado reunir a más de un centenar de países. Todos a la espera de conocer quien finalmente se queda con el trono de hierro.