La estadounidense 3M eliminará 2.000 empleos por baja de ventas

El fabricante estadounidense 3M anunció este jueves que recortará 2.000 empleos alrededor del mundo, debido a la baja demanda en algunos de sus mercados clave que afectó las ventas en el primer trimestre.

3M, productor de una variedad de bienes industriales y herramientas como los papeles autoadhesivos Post-It, también recortó sus expectativas de beneficios para el año en curso.

Las ventas totales cayeron 5%, a 7.900 millones de dólares, al registrar un descenso de 7,4% en la región Asia Pacífico y una baja del 9,4% en Europa, Medio Oriente y África.

La mayoría de las unidades de negocios de la compañía experimentaron descensos en los primeros tres meses del año, con las mayores pérdidas en segmentos industriales, que incluyen adhesivos, materiales de aislamiento, electrónica y energía.

Los recortes de puestos de trabajo, que resultarán en un ahorro anual de entre 225 y 250 millones de dólares, abarcarán a todas las categorías de la empresa, con énfasis en “áreas de bajo rendimiento”, informó 3M. A fines de 2018, la compañía tenía 93.516 empleados.

“El primer trimestre fue un comienzo de año decepcionante para 3M”, evaluó el presidente ejecutivo Mike Roman.

“Seguimos afrontando una desaceleración en mercados clave que impactó tanto al crecimiento orgánico como los márgenes, y nuestra ejecución operacional también fue inferior a las expectativas que teníamos”, agregó.

Pese a la debilidad en las ventas, los ingresos netos saltaron 48% a 891 millones de dólares debido a cargos legales de 897 millones de dólares que había afectado las ganancias en el mismo periodo del año pasado.

Pero 3M reveló 548 millones de dólares en nuevos costos legales en el primer trimestre para acumular reservas en preparación a litigios ambientales relacionados con la eliminación de desechos químicos y reclamos de atención médica para los mineros del carbón, quienes han culpado a la compañía por problemas respiratorios.

3M, parte del índice industrial Dow Jones en Wall Street, se desplomó más del 10% justo después de la apertura de la bolsa de Nueva York.