Arabia Saudita llama a mantener la presión sobre Irán

Arabia Saudita urgió este martes a mantener la presión sobre Irán para que cese su “política de desestabilización” en la región, al día siguiente de que Estados Unidos anunciara el fin de las exenciones para la compra de petróleo iraní.

El jefe de la diplomacia saudita, Ibrahim al Asaf, expresó en un comunicado la satisfacción “total” de su país tras la decisión estadounidense, que calificó de “medida necesaria para llevar al régimen iraní a cesar sus políticas de desestabilización y de respaldo al terrorismo en todo el mundo”.

Recordó la política de su país y llamó a continuar “los esfuerzos internacionales para obligar al régimen iraní a respetar el derecho internacional y cesar sus injerencias flagrantes en los asuntos internos de otros Estados y sus actividades que provocaron caos y destrucción en numerosos países”.

Poco después del anuncio de la decisión estadounidense, el ministro saudita de Energía, Jalid al Falih, afirmó el lunes que su país estaba dispuesto a asegurar “la estabilidad” del mercado petrolero.

“Arabia Saudita se dedicará, en coordinación con los otros países productores, a garantizar un abastecimiento suficiente de petróleo para los consumidores”, agregó Al Falih.

El presidente estadounidense Donald Trump decidió poner fin a partir del 2 de mayo a las exenciones que todavía permitían a ocho países (China, India, Turquía, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Italia y Grecia) importar crudo iraní.

Donald Trump pretende así “llevar a cero las exportaciones” de crudo iraní y “privar al régimen de su principal fuente de ingresos”, anunció la Casa Blanca.

Irán calificó de “ilegales” estas sanciones y dijo que continúa “discutiendo en forma permanente” con sus socios, en particular europeos, sobre estos asuntos.