Tragedia en Colombia: Duque lidera labores de emergencia tras deslave que dejó al menos 17 muertos

El presidente de Colombia, Iván Duque, llegó en horas de la noche de este domingo al municipio Rosas, en Valle del Cauca, donde al menos 17 personas murieron y 13 están desaparecidas por un deslave que sepultó ocho viviendas.

“Estaremos en Rosas, Cauca, dándoles, no solo apoyo a las familias, sino para que sientan el apoyo del Estado”, aseguró Duque, minutos antes de reunirse con las autoridades de socorro. 

Al Mandatario fue en compañía de la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco; el Ministro de Vivienda, Jonathan Malagón; Aura Lucía Lloreda, Directora (e) del ICBF, y el jefe de la Oficina de Emergencias del Ministerio de Salud, Luis Fernando Correa, entre otros funcionarios. 

Anunció que se emprenderán las tareas de recuperación de la zona, incluido el despeje de la vía Panamericana. 

“También hemos tomado todas las instrucciones con el Invías, para remover los escombros que han impedido el tránsito por una de las arterias más importantes que tiene el departamento, y que lo conecta con otros lugares de Colombia”, afirmó el Mandatario.

La estatal Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) entregó el último balance de la jornada después de que cesaran las labores de rescate al caer la noche y rebajó de 19 a 17 la cifra de muertos entregada antes por bomberos a la AFP.

La cantidad de desaparecidos, no oficial, fue confirmada por un funcionario del organismo que solicitó reserva de su identidad.

El suceso, provocado en la mañana por fuertes lluvias, dejó también cinco heridos, según la UNGRD.

– Tragedia anunciada –

Según el comandante de bomberos de Popayán, Juan Carlos Gañán, el accidente mortal provocado por las fuertes lluvias que azotan Rosas y buena parte del país fue una tragedia anunciada.

“Es una zona rural que estaba en situación de riesgo. De hecho ya tenían un reporte de evacuación (desde) hace mucho tiempo y no se había podido reubicar a esas personas”, dijo acerca del municipio que fue declarado en calamidad pública para facilitar las labores de rescate. 

El suceso, de una magnitud inusual en un país en el que los derrumbes son frecuentes, afectó además a una importante vía que une los departamentos de Cauca y Nariño, y se prolonga hasta Ecuador, que se encuentra en curso de despeje.

Colombia enfrenta desde hace más de un mes la primera temporada de lluvias del año que según la UNGRD tiene en alerta a la región andina (centro), así como a los litorales del Caribe y el Pacífico. 

Entre el primero y el 21 de abril han muerto 27 personas en deslaves y tormentas eléctricas, de acuerdo con el organismo.