Ecuatoriano murió cruzando río en la frontera entre México y Estados Unidos

0
223

El cuerpo de un ecuatoriano que murió ahogado en río Bravo, fue rescatado por el personal acuático de la Dirección de Protección Civil y Bomberos de Nuevo Laredo (México), convirtiéndose en la víctima número nueve del año en Nuevo Laredo, Tamaulipas, según publicaciones de diarios mexicanos.

El rescate se realizó en horas de la tarde del pasado viernes 19 de abril, en las inmediaciones del río Bravo a la altura del kilómetro 210, de la carretera Ribereña de ese estado mexicano que limita con la ciudad de Laredo, en el estado de Texas (Estados Unidos).

Allí, personal de la unidad de rescate identificó a la víctima como Luis Oswaldo Quezada A., de 23 años y originario de la comunidad de Cañi, parroquia San Lucas en Loja, mismo al que no se le apreciaban huellas de violencia a simple vista.

Luis Oswaldo, vestía un pantalón jean azul, una camiseta negra y zapatos deportivos negros.

Omar Javier Enríquez Sánchez, Director de Protección Civil y Bomberos, dijo que se encontraban realizando recorridos de vigilancia, cuando les llegó un reporte sobre un cuerpo flotando en las inmediaciones de las riberas del río Bravo, a la altura de Rancho Grande.

Tras una larga incursión al río, los rescatistas encontraron el cuerpo y lo subieron a la lancha para llevarlo a tierra firme en el “Patinadero”, y ponerlo a disposición de las autoridades ministeriales.

Finalmente, agentes de la Policía Estatal Investigadora, y personal de Servicios Periciales corroboraron los hechos y ordenaron el traslado del cuerpo a una funeraria local para la práctica de la autopsia de ley.

El migrante ahora fallecido, intentaba llegar a Estados Unidos. Las autoridades encontraron entre sus pertenencias, la cédula de identidad y el certificado de votación. Según las primeras verificaciones, el cuerpo tenía al parecer una semana flotando en el agua.