“Hacker miserable y malcriado”, así calificó Lenín Moreno al australiano Julian Assange

0
6

En un evento realizado en Latacunga, la mañana de este jueves, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno llamó a Julian Assange un hacker miserable y un “malcriado”, que trató de manera irrespetuosa a quienes lo cuidaron en la embajada de su país en Londres.

En un discurso donde se mostró implacable, Moreno enfatizó en la ofensa que representó que Assange pusiera su propia materia fecal en las paredes del edificio de la embajada, una señal, dijo, de que veía a Ecuador como un país insignificante de tercera clase.

“La paciencia del Ecuador tiene su límite, ustedes saben, somos tolerantes, somos mansos, pero no estúpidos. La mansedumbre es un mérito del corazón, es un valor del corazón, pero jamás en la vida debemos dejar de aplicar la fuerza y la justicia cuando esta oportunidad se presente, y ahora ha sido así, le hemos quitado el asilo a este malcriado y ventajosamente nos hemos librado de una piedra en el zapato”, dijo el presidente en medio de aplausos de los asistentes.

En un video que la Presidencia de Ecuador subió a redes sociales esta madrugada, el primer mandatario anunció el fin del asilo luego de 6 años y casi 10 meses al australiano director de Wikileaks, quien posteriormente fue arrestado por el gobierno briránico.

“No puedes llegar a un casa que te acoge con afecto, que te da de comer, que te cuida, y denunciar al dueño de casa”, dijo en Latacunga, provincia de Cotopaxi, donde presidió el evento Agua Segura para Todos y la presentación del Plan Nacional de Riego y Drenaje 2019–2027.

“De ahora en adelante tendremos mucho cuidado de dar asilo en el momento que sea, a darlo a gente que realmente valga la pena, y no a miserables hackers cuyo único intención es desestabilizar gobiernos”, aseguró. “Somos tolerantes, somos mansos, pero no estúpidos”, agregó ante el aplauso de decenas de ecuatorianos que asitieron al acto.

Este mismo jueves, en una declaración ante la Asamblea Nacional, el canciller de Ecuador José Valencia mencionó la intervención en asuntos internos de otros estados, mal comportamiento y falta de respeto a las autoridades ecuatorianas, amenazas contra el estado y la embajada en Londres.