Salida de Julian Assange de embajada es ‘rumor insultante’, según canciller

0
171

El ministro de Relaciones Exteriores José Valencia calificó este viernes como “rumores” a las alertas que ha dado WikiLeaks sobre un supuesto intento para sacar de la embajada en Londres al hacker australiano-ecuatoriano Julian Assange, quien vive en esa dependencia desde 2012 bajo asilo diplomático.

“Rumores de la ‘inminente’ salida de Assange vienen desde meses atrás. El Gobierno no hará comentarios sobre los actuales rumores infundados, que además son insultantes. El Ecuador toma sus decisiones de manera soberana e independiente de otros países”, tuiteó Valencia.

El canciller añadió: “El asilo diplomático es una facultad soberana de un Estado, que tiene el derecho de otorgarlo o retirarlo unilateralmente cuando lo considere justificado”.

El fundador de WikiLeaks debe cumplir desde octubre un protocolo que regula sus visitas, comunicaciones y salubridad dentro de la embajada.

Las normas fueron impuestas por el Gobierno Nacional ante lo que considera constantes injerencias de Assange en asuntos internos de Ecuador y de otras naciones. Según el documento, su incumplimiento derivará en la “terminación del asilo”.

WikiLeaks alertó el jueves sobre la supuesta salida de Assange de la embajada, lo que motivó a varios de sus seguidores a instalarse en carpas afuera de la dependencia diplomática.

El portal tuiteó el viernes sobre la supuesta “estrategia” para sacar a Assange: el Gobierno de Reino Unido dirá que si él sale de la embajada no permitirá que sea deportado a Estados Unidos y eso sería usado como garantía por Ecuador para concluir el asilo.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, dijo que Assange “puede salir de esa embajada cuando quiera, así que queremos que la situación se resuelva lo antes posible”.

El presidente de la República Lenín Moreno denunció hace una semana que sus teléfonos y los de sus familiares habían sido hackeados y aseguró conocer el origen de las filtraciones, señalando a “los que se llevaron miles de millones de dólares en la década pasada”, en la que gobernó su exaliado Rafael Correa (2007-2017).

El exmandatario otorgó en 2012 el asilo a Assange, quien se había refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres para evitar ser extraditado a Suecia, donde se lo reclamaba para enfrentar acusaciones, que no prosperaron, por presuntos delitos sexuales.

Assange sigue en la legación debido a que Londres se ha negado a entregarle un salvoconducto ya que mantiene una orden de detención en su contra por violar las condiciones de su libertad condicional en el marco del caso iniciado en Suecia.

Assange sostiene que podría ser extraditado a Estados Unidos para ser juzgado por difundir miles de secretos oficiales de ese país a través de su portal WikiLeaks.

 

Relator especial de ONU visitará a Assange

Un relator especial de la ONU anunció el viernes que se reunirá con Assange. “El relator especial de Naciones Unidas para el derecho a la vida privada, Joe Cannataci, tiene previsto reunirse con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, el 25 de abril”, explicó el comunicado de la relatoría.

La reunión tendrá lugar en la embajada en la que Assange lleva refugiado seis años, y cuenta con la autorización del gobierno ecuatoriano, precisó el texto.

“El experto de la ONU indicó que la reunión ayudará a determinar si existe un caso ‘prima facie’ (a primera vista) de violación de privacidad que amerite una investigación más amplia”, añadió el comunicado, difundido por la ONU (Organización de Naciones Unidas).

Otro relator de la ONU, Nils Melzer, expresó su preocupación el viernes ante la posibilidad de que Assange pueda ser expulsado de la embajada, y prometió investigar el caso.