Debates, ejercicio para meditar el voto, que en CNE se busca normar

Seis debates a diferentes dignidades con el objetivo de promover el voto informado y ayudar a los indecisos para las elecciones seccionales se realizarán hasta el próximo 7 de marzo en principales ciudades del país.

El espacio, según analistas y académicos, busca el ordenamiento de preferencias, intercambio de ideas evitando la confrontación y un ejercicio práctico para estudiantes que se especializan en política.

Ahora se plantea que sean obligatorios e incluir una metodología que garantice la neutralidad, así lo asegura el consejero Luis Verdesoto, propulsor de la reforma al Código de la Democracia: “(Con los debates) debe ocurrir lo mismo que con la responsabilidad que adquieres ante la ciudadanía y del partido político (al ser aspirante). Es parte de los atributos y condiciones, es lo que estamos planteando”, e indica que la reforma podría aprobarse el próximo mes y se aplicaría en los siguientes procesos electorales.

Con esta propuesta concuerdan los analistas Oswaldo Moreno y Santiago Basabe, quienes aseguran que entre más participación es mayor la información para los ciudadanos.

Moreno dice que este ejercicio debería ejecutarlo la academia, aunque Basabe no cree “que la convocatoria deba ser patrimonio de nadie”.

Por el lado de la academia, más allá de ser partícipes de los eventos, ven la importancia en el aprendizaje que deja a los estudiantes. Esa enseñanza la ha visto e inculcado durante años Modesto Correa, decano de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Casa Grande, quien afirma que la práctica les da una experiencia real.

Señala que los graduados y quienes siguen especializándose para ser politólogos tienen el conocimiento de debates de la década pasada. “Justamente (la creación de la facultad) coincide en que en ese tiempo ha habido un solo Gobierno, sin alternabilidad política, muchos nacieron en la dolarización, es decir, tienen experiencia de una época distinta a lo que nosotros vivimos”, manifiesta.

En las seccionales del 2014 Augusto Barrera y Mauricio Rodas debatieron por la Alcaldía de Quito en una radio. En la Universidad Técnica Particular de Loja lo hicieron los candidatos a alcalde de esa ciudad.

Para estas seccionales, tres de los seis debates ya se realizaron: Cuatro candidatos a la Alcaldía de Quito, organizado por la Cámara de Turismo de Pichincha. Cuatro aspirantes a la Alcaldía de Guayaquil, por la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG) y el portal La Posta. Y once candidatos a la Alcaldía de Cuenca, de Grupo FARO con este Diario. Faltan el de la CCG con la Universidad Casa Grande de candidatos a la Prefectura del Guayas este miércoles y de Grupo FARO para las alcaldías de Guayaquil este jueves, y de Quito, el 7 de marzo.

En ninguno de los eventos están todos los postulantes. Las razones: no aceptan la invitación del organizador y por el gran número de postulantes.

Jimena Babra, directora de Comunicación de la Universidad Casa Grande y parte de la organización del debate con CCG, dice que por logística es difícil hacerlo con los 20 aspirantes a prefecto del Guayas.

En cambio, Estefanía Terán, directora del Área de Democracia de Grupo FARO, realizará los debates por bloques. Sin embargo, no todos acudirán.

Basabe señala que para evitar estos dos escenarios es necesario resolver el problema de fondo: una reforma que oriente a restringir la formación de movimientos. “(En un debate) con tantos candidatos es imposible identificar por quién votar, más allá de una o dos personas medianamente conocidas”.

Verdesoto dice que la única forma de limitar es a partir de las organizaciones políticas y no con candidatos: “Ecuador tiene un mal diseño de organizaciones políticas. Por ejemplo, (diseñas) para partidos nacionales y provinciales, pero ya no cantonales, parroquiales, esto es lo que ha permitido la explosión de candidatos”.