Ecuador busca un acuerdo a largo plazo con el Fondo Monetario Internacional

0
39

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, confirmó el pasado miércoles 13 de febrero de 2019 que al país le interesa concretar un acuerdo económico conocido como Servicio Ampliado (Extended Fund Facility), con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Un equipo de 8 técnicos del ente -dirigido por Anna Ivanova- está en el país desde el lunes 11 de febrero, como parte del diálogo para acceder a un posible programa económico de este tipo.

La visita de la delegación del multilateral se extenderá esta semana y contempla reuniones con autoridades del Gobierno, como el Banco Central y el Ministerio de Energía, además de gremios del sector privado y sindicatos. Según Martínez, al país le conviene más ir por un acuerdo de Servicio Ampliado del FMI (SAF) que por un acuerdode Giro (Stand-By), que es la ayuda económica más popular entregada por el Fondo.

Argentina, por ejemplo, recibió el año pasado un Stand-By. Martínez mencionó que el acuerdo SAF no solo se centra en reformas fiscales sino que permite un proceso integral de reformas para problemas a más largo plazo.

“No todos los países trabajan en este tipo de acuerdos, pero eso permite la convergencia de otros multilaterales”, precisó. A diferencia de lo que ocurre con un acuerdo Stand-By, un convenio SAF permite que otros multilaterales participen con la entrega de recursos que se pueden usar para proyectos de inversión, explicó Mauricio Pozo.

Él fue ministro de Finanzas cuando Ecuador firmó por última vez un acuerdo con el multilateral, en el 2003. Algunos países con créditos SAF del FMI Pozo detalló que el dinero del FMI, en cambio, sería de libre disponibilidad y el Gobierno podría usarlo para fortalecer las reservas internacionales y solucionar los problemas de déficit fiscal.

El martes, la Secretaría de Comunicación del Gobierno anunció que equipos de otros multilaterales están en el país, como parte del proceso de diálogo hacia un acuerdo. Mencionó al Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros.

El monto del préstamo dependerá de la cuota que aporta el Ecuador como miembro del multilateral. Miguel Ricaurte, exrepresentante del FMI para Chile, detalla que para Ecuador el límite del crédito es el 145% de las cuotas que tiene con el FMI. Aunque Finanzas todavía no detalla cuál sería el monto, el FMI podría desembolsar unos USD 1 400 millones anuales, que en un plazo de cuatro años llegaría a USD 5 600 millones.

A este monto se podrían sumar recursos de los otros multilaterales que respalden el acuerdo, explica Ricaurte. Según Martínez, “el acuerdo está bien encaminado” y los números podrían darse a conocer “las próxima semanas”. El costo de este tipo de ayuda se calcula de acuerdo con la tasa de interés de mercado tanto del FMI como de los Derechos Especiales de Giro (DEG).

Con este cálculo, la tasa de interés para Ecuador sería de alrededor de 2,14%, explica Ricaurte. Otro de los beneficios de ir a un acuerdo SAF son los períodos dedesembolsos, que pueden ser de hasta cuatro años.

Esto quiere decir que el programa de ajuste económico que plantee el Fondo, como condición del acuerdo, se debería implementar en ese mismo período. Mientras que un crédito de tipo Stand-Byrequiere la implementación de un programa de ajuste, en un lapso de 12 a 24 meses máximo.

Los plazos para que el país devuelva los recursos también son más largos, en el caso del préstamo de SAF, pues es el plazo de reembolso es de entre cuatro años y medio hasta 10 años, con pagos en cuotas semestrales, cuyas condiciones dependen del programa y de las capacidades de pago.

El programa de ajuste que planteará el FMI tampoco se ha dado a conocer. Según las metas que se establezcan para el país, el Fondo determinará los períodos en que supervisará que los compromisos se estén cumpliendo y proseguir con los desembolsos. Según Martínez en las conversaciones iniciales que se dieron con el ente, de manera informal, se identificaron “posiciones fuertes”.

Sin embargo, estas se han venido puliendo. Añadió que en este momento los equipos de los multilaterales que están en el país están trabajando en definir los objetivos que debe perseguir el programa.

“Sobre esa base, el Gobierno plantea las opciones para llegar a esos objetivos de la mejor manera. No hay un pedido concreto”. El titular de la Cartera de Finanzas mencionó que entre las opciones que se analizan están más focalizaciones a los subsidios.

El gas centralizado que usan las familias con mayor poder adquisitivo debería venderse sin subsidio del Estado, reiteró como ejemplo. El SAF es un tipo de acuerdo que actualmente tienen 12 países con el FMI, la mayoría de África, por USD 17 061 millones (ver gráfico). El FMI detalla que el SAF fue creado para ayudar a los países que enfrentan bajos crecimientos económicos y problemas de balanza de pagos. Este último indicador es el registro de las operaciones comerciales, de servicios y de movimientos de capitales de un país con el resto del mundo.

Fuente: El Comercio