La historia de Chimuelo, el periquito que se volvió famoso después de muerto

chimuelo

Adiós Chimuelo, siempre te amamos, más que mascota, fuiste un hermano…”. Así comienza la canción improvisada por un pequeño niño, quien dio inicio al entierro de un pájaro que se transformó en el viral del momento en redes sociales.

En conversación con FM Tiempo, el protagonista del registro conversó sobre su amor por el periquito fallecido y por todos los animales. Oriundo del Maule, en la zona central de Chile, donde vive junto a su familia, Renato Barrera, de 13 años, reconoce que su ritual ha impactado y que incluso es tendencia en otras latitudes, demostrando que su fama ha superado las fronteras.

“Fue todo muy improvisado. Fuimos a enterrar al pájaro que había fallecido. Y de repente mi hermano empezó a grabar y empecé a hablar de la nada. Después lo mandamos a los familiares y ahí se comenzó a expandir”, detalló el niño.

Renato aseguró que la canción del funeral para su pájaro fue improvisada, ya que “en el colegio rapeamos a veces, entonces ahí improvisamos”. A la vez, contó cómo conoció a Chimuelo y por qué se trataba de una mascota tan especial para él.

“A Chimuelo lo encontramos en una tienda de mascotas. Era muy chiquito y yo vi que le pegaban los otros periquitos. Cuando lo decidimos comprar me di cuenta que era especial, tenía una deformidad genética, y las alitas no le crecieron nunca, entonces no podía volar. Eso me llevó a prestarle más la atención y cuidarlo y que no le pegaran. De hecho lo tuvimos aparte un tiempo”, contó.

Renato aseguró que Chimuelo tenía dos meses cuando llegó a la familia y alcanzó a vivir con ellos cerca de un año y medio. “Él vivía con el loro arcoiris, tres periquitos más y un inseparable”, añadió, contando lo mucho que le gustan las aves y los animales en general: “Generalmente me gustan todos los animales, pero con los pájaros he generado una relación de cariño especial”.

A la vez, el pequeño contó que la perra que aparece sorpresivamente en el video fue adoptada hace poco, “de un amigo de mi papá que la estaba regalando, porque necesitaba más espacio para vivir”. Renato aseguró que la perra se encuentra bien pese al impasse con Chimuelo, “de hecho está acostada acá afuera. Si quieres en un rato te mando una foto”, acota.

Impresionado por la viralización de su ritual, el pequeño aseguró que “me puse a leer los comentarios, y como que todo es positivo, se ríen solamente. Es como que solamente comentan lo que pasó que en el video, pero no hay nada malo, nada de críticas, y eso es bueno”.