Quito festeja 484 años de Fundación

Las tradicionales verbenas se realizaron este 5 de diciembre en distintos puntos de la ciudad. Sobre todo en el Quito Colonial, donde la música sonó estrepitosamente y la gente movió su cuerpo hasta pasada la medianoche.

Inmensas tarimas se instalaron en las tradicionales plazas como la Independencia, San Francisco y Santo Domingo. Por estos escenarios pasaron artistas de música nacional, urbana, tropical, etc.

A partir de las 18:00, las calles fueron cerradas a la circulación para dar paso al ingreso masivo del público. En la Plaza Grande, el alcalde Mauricio Rodas, acompañado de su esposa, María Fernanda Pacheco, dio el banderazo a los festejos en el Centro Histórico. Abrió el show en este lugar la Banda del Colegio Menor.

Mientras la fiesta se levantaba con aplausos y vitores por la ciudad, por el pie del Palacio de Carondelet desfilaban las comparsas de las parroquias rurales de Quito: Tumbaco, Pifo, Alangasí, Atahualpa, etc.

 
Grupos con trajes típicos multicolores danzaban en la fresca noche de la capital.  Varias representaciones folclóricas gigantes causaron admiración en su recorrido.

 
En pocos minutos de concierto, Papaya Dada llenó la Plaza de San Francisco. Sus temas nacionales fueron tan pegajosos que pusieron a bailar desde el inicio a los espectadores.

Lo mismo sucedió con los André Reyes, Ultraligeros y Bamboleo.

En la Plaza de Santo Domingo, la rumba comenzó con las presentaciones de las parroquias. Después el show se encendio con el Proyecto Coraza, Curare y la Sonora Dinamita.

El alcalde Mauricio Rodas ofreció la tradicional serenata en el Palacio de Carondelet y la Plaza Grande.

Rodas asistió con su esposa, María Fernanda Pacheco; la reina de Quito, Daniela del Carmen Almeida, su corte de honor y varios funcionarios municipales.

Fuente: La Hora