Aún existen altos porcentajes de violencia y acoso en las escuelas, según UNESCO

La violencia y el acoso escolar se han generalizado en numerosas escuelas alrededor del
mundo, y en ocasiones se trata de acoso físico y sexual. Esta particularidad se debe al hecho
de que el blanco principal de este fenómeno son los niños y los jóvenes, según un
comunicado de prensa de la UNESCO.
Son estas las conclusiones fundamentales de School violence and bullying: Global status
and trends, drivers and consequences, un breve informe publicado por la UNESCO durante
un evento paralelo de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Proteger a los niños
contra el acoso y el ciberacoso, organizado por la representante especial del Secretario
General sobre la violencia en contra de los niños.
El informe ha sido publicado a raíz de los datos proporcionados por el Instituto de
Estadística de la UNESCO (IEU) que revelan que un tercio de los adolescentes a lo largo
del mundo ha sido objeto de acoso, en el marco de un informe sobre el nuevo indicador
temático de ODS en materia de acoso escolar.
El informe resumido ahonda en diferentes fuentes de datos, y en particular en dos encuestas
internacionales de gran relevancia, la Encuesta Mundial de Salud a Escolares y la Encuesta
sobre las Conductas en materia de Salud de los Niños Escolarizados (HBSC), que
proporcionan conjuntamente datos sobre 144 países y territorios de todas las regiones del
mundo.

Entre los niños que han sido afectados por el acoso, el 16,1% ha sido víctima de acoso
físico y el 11,2% de acoso sexual. La proporción de incidentes de acoso físico es mayor en
el Pacífico y en el África subsahariana, mientras que las tasas más elevadas de acoso sexual
corresponden a América Central, el Oriente Medio y el norte de África.
Los datos provenientes de siete países de Asia, el Caribe y África subsahariana revelan que
una de cada tres niñas y uno de cada cinco niños ha sido objeto de violencia sexual en la
escuela. Nuevas formas de agresiones sexuales están surgiendo, y en particular el envío de
mensajes e imágenes de carácter sexual en el ciberespacio. Los datos provenientes de cinco
países revelan que entre el 12% y el 22% de los niños ha recibido mensajes con contenido
sexual durante el año transcurrido.

Con el tiempo, en numerosos países ha habido una disminución del acoso, pero son menos
numerosos aquellos en los que se percibe un descenso de la violencia física. De los 71
países y territorios que disponen de datos sobre el acoso, 35 percibieron una disminución de
este, y de 29 países con información sobre peleas físicas, 13 experimentan un descenso en
las cifras. Aunque la prevalencia del ciberacoso sea inferior con respecto a otras formas de
violencia o acoso escolar, el informe resumido considera que es un problema que va en
aumento.

“La violencia escolar no solo tiene un impacto en la salud mental y física, sino que tiene
una repercusión negativa en el rendimiento escolar, e impide que los niños y jóvenes gocen
de su derecho a una educación de calidad”, declaró la Sra. Soo-Hyan Choi, directora de la
División de Inclusión, Paz y Desarrollo Sostenible de la Sede de la UNESCO.
¿En qué consiste el fenómeno y cuáles son sus consecuencias?
Conforme con los datos proporcionados por el informe resumido, entre las principales
causas de la violencia y del acoso escolar figuran la apariencia física, la incompatibilidad
con las normas y los estereotipos de género u orientación sexual, la raza y la nacionalidad. 
La raza, la nacionalidad o el color de la piel son las dos causas que aparecen en segunda
posición entre los motivos de acoso que los estudiantes mencionan más a menudo. Tasas
superiores al 11% fueron comunicadas en todas las regiones, excepto en Asia, América
Central y América del Sur, mientras que los mayores índices se registraron en el Pacífico y
en el África subsahariana. Con respecto a otros factores, un porcentaje menos elevado de
estudiantes ha evocado a la religión como un motivo de acoso.

Asimismo, los rendimientos escolares de los niños que sufren acoso son menos
satisfactorios. Estos niños obtienen en los exámenes una puntuación inferior con respecto a
sus compañeros que no son objeto de acoso, y mientras más elevada es la frecuencia del
acoso, menos buenos son las notas que obtienen.

El informe resumido publica con carácter preliminar las conclusiones derivadas de la
versión integral del informe que será publicada por la UNESCO en 2019.

EL DATO

  • La raza, la nacionalidad o el color de la piel son las dos causas que aparecen en
    segunda posición entre los motivos de acoso que los estudiantes mencionan más a
    menudo.
     Tasas superiores al 11% fueron comunicadas en todas las regiones, excepto en Asia,
    América Central y América del Sur, mientras que los mayores índices se registraron
    en el Pacífico y en el África subsahariana.
  • Con respecto a otros factores, un porcentaje menos elevado de estudiantes ha
    evocado a la religión como un motivo de acoso.
  • La apariencia física es el motivo de acoso más frecuente que mencionan los
    estudiantes.
     
  • A nivel mundial, el 15,3% de los estudiantes que han sido objeto de acoso declara
    haber sido ridiculizado por su apariencia física o corporal, y esta constituye una de
    las dos formas de acoso más frecuente en todas las regiones, excepto en el Oriente
    Medio, el norte de África y el Pacífico.

Rtw24.com