“Pese a diferencias abismales estoy dispuesto a dialogar con Trump”: Nicolás Maduro en la ONU

En su discurso, el mandatario venezolano habló sobre la crisis migratoria, el supuesto atentado del 4 de agosto y de la “intervención” de EE. UU. en su país.

Nicolás Maduro habló en la Asamblea General de las Naciones Unidas, luego de llegar de improvisto a Nueva York en la mañana de este miércoles. En su discurso, el presidente tocó múltiples temas, en su mayoría rechazando la supuesta acción de los Estados Unidos en contra del pueblo venezolano y su gobierno.

Maduro aseguró que era portador de la voz de un pueblo “que se ha negado a rendirse ante los imperios esclavistas y neocoloniales”. Con estas palabras, el mandatario se despacho en contra del supuesto imperialismo de los Estados Unidos frente a los países latinoamericanos. Para Maduro, esta resistencia es la que ha hecho que su nación se convirtiera en una víctima política, económica y social del gobierno norteamericano. 

De igual manera aseguró que el gobierno de Trump está hurdiendo un plan con otros países para poder intervenir en Venezuela tal como lo hizo en Irak o en Libia. “Se ha fabricado por distintas vías una crisis migratoria que se cae por su propio peso”, comentó, añadiendo que la verdadera crisis migratoria estaba en la frontera entre México y los Estados Unidos. 

Dentro de su intervención, Maduro realizó, además, duras acusaciones frente a la autoría del supuesto atentado del que fue víctima el pasado 4 de agosto: “Todas las investigaciones conducen a que el atentado se preparó, se organizó y se financió en territorio de los Estados Unidos de América”. Los señalamientos también fueron para Colombia, al afirmar que todos los autores materiales del ataque fueron entrenados en el país por sus autoridades.  

Sobre el mismo hecho, el presidente pidió que la Asamblea General de Naciones Unidas cree una comisión que investigue el supuesta arremetida terrorista. Para ello, invitó al gobierno estadounidense para que disponga de una delegación del FBI que haga parte de las indagaciones.  

“A pesar de las diferencias, yo estaría dispuesto a estrechar la mano del presidente de los Estados Unidos y a sentarme a dialogar con él”, con estas palabras, el presidente venezolano aceptó la posibilidad de reunirse con Donald Trump para discutir sobre los múltiples temas y objeciones que tenga sobre Venezuela.

De igual manera, aseguró que Venezuela está ávida de aceptar la ayuda de distintos países del mundo: “Yo abro los brazos para todos aquellos que nos quieran ayudar respetando nuestra soberanía y sin intervenir en nuestros problemas internos”.

“No hay un solo modelo económico, reivindicamos la diversidad cultural del mundo”, dijo Maduro al defender el modelo económico que se ha aplicado en Venezuela y en rechazo a los “intentos” de “demonizar” la revolución bolivariana iniciada por Hugo Chávez y continuada por él. También, utilizó el espacio para destacar lo que él mismo denominó el socialismo del siglo XXI: “Es una revolución nueva, de dignidad y de justicia. Estamos más fuertes que nunca”.

En el discurso, se acordó de asuntos de gran calado a nivel internacional como son el reconocimiento del Estado de Palestina y el embargo a Cuba. Sobre este último tema, pidió a la Asamblea General que fuera completamente levantado.

“Cuenten con Venezuela para las grandes causas de esta organización y del mundo pluripolar”, fueron las palabras con las que Nicolás Maduro dio cierre a su intervención desde la sede de la ONU en Nueva York.

Fuente: Noticias Caracol