Cadena perpetua a dirigentes de Sendero Luminoso

La Sala Penal Nacional de Perú condenó a cadena perpetua a la cúpula de Sendero Luminoso, encabezada por su fundador, Abimael Guzmán, por el atentado de Tarata, perpetrado en 1992 mismo que ocasionó 25 muertos y 155 heridos en Lima.

La sentencia incluyó a una decena de dirigentes históricos de Sendero, integrantes del Comité Central de la banda armada, que conocía de las acciones armadas, como el ataque con coche bomba en la calle Tarata, en el turístico y comercial distrito de Miraflores.

El tribunal condenó por terrorismo agravado a Guzmán, de 84 años, a su esposa y número dos de Sendero, Elena Iparraguirre; a María Pantoja; Laura Zambrano; Florindo Eleuterio Flores Hala; Florentino Cerrón Cardoso; Edmundo Cox; Osmán Morote; Margot Liendo y Oscar Ramírez Durand.

No obstante, la Fiscalía apeló la decisión sobre las imputaciones de tráfico de drogas, pues presume que las fuerzas remanentes de Sendero han obtenido recursos para sus acciones dando protección a las mafias del narcotráfico en el país.