Organización de DD.HH. cierra oficinas por amenazas “alarmantes” en Nicaragua

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, destacada en el rescate de manifestantes heridos, detenidos u hostigados durante las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, cerrará sus oficinas por serias amenazas y asedio de grupos armados ilegales.

La ANPDH “se ha mirado amenazada tras haber recibido información alarmante sobre la activación de prácticas ilegales de persecución judicial y criminalización sin fundamento legal que lo motive en contra” de sus activistas, alertó la organización en un comunicado.

La agrupación, dirigida por Álvaro Leiva y que tiene su oficina central en Managua, dijo que también ha sufrido “el asedio permanente de grupos armados no autorizados y llamadas telefónicas de amenazas” en las oficinas.

 

Ante esta situación, la ANPDH decidió cerrar sus oficinas como medida preventiva, “a fin de garantizar la integridad física y la seguridad de nuestros defensores”, señaló. No obstante, informó que seguirá atendiendo las denuncias de víctimas a través de internet.

Cortesía AFP