93.000 hectáreas calcinadas dejan incendios de California

Cerca de 12.000 bomberos luchaban ayer contra las llamas de los grandes incendios que avanzan sin control -alimentados por la sequía-, y convirtiendo en cenizas   93.000 hectáreas.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos informó que el “calor excesivo actual, combinado con una baja humedad relativa y la presencia de ramas y hierba seca, causa numerosos incendios que presentan un explosivo crecimiento de fuego”.

La situación llevó esta semana al gobernador de California, Jerry Brown, a declarar el estado de emergencia en los condados Shasta, Lake, Napa y Mendocino, este último con un incendio que arrasó 85 km2 y avanzaba a velocidad.

El sábado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el estado de emergencia en California, lo que supone que el Gobierno federal prestará asistencia adicional.

Por otra parte, la neblina espesa de humo que cubría una zona del norte de California provocaba problemas respiratorios y limitaba la visibilidad en el Estado.

Cortesía EFE