Papa Francisco se encuentra con inocente que pasó 18 años preso

Tomasz Komenda, de 42 años, llegó a la audiencia general en la que el papa Francisco comenzó un nuevo ciclo de catequesis sobre los mandamientos. Ahí se celebró un encuentro emotivo entre el pontífice y el hombre que, recuperó su libertad luego de 18 años de pagar prisión por un delito que no cometió: violación y asesinato de una menor.

En mayo pasado, la Corte Suprema de Polonia declaró inocente a Komenda, quien desde el año 2000 estuvo encarcelado, condenado a 25 años de prisión. Una revisión del caso en 2017 demostró que no cometió el crimen del que se lo acusó.

El limosnero pontificio, Konrad Krajevsky, que en unos días será nombrado cardenal por el papa, se encargó de organizar el encuentro con el papa, ya que Komenda prepara comida para los pobres y personas sin hogar de Roma.

Komenda salió de prisión en marzo pasado, después de que los fiscales revisaran su caso y llegaran a la conclusión de que no podía haber cometido el crimen. La revisión había sido ordenada por el ministro de Justicia polaco, Zbigniew Ziobro, a pedido de los padres de la víctima de 15 años, que fue asesinada durante una fiesta discográfica de Año Nuevo de 1997 en el suroeste de Polonia.

Komenda, junto con sus padres, peregrinó ante la tumba de Juan Pablo II en busca de paz. Luego acudió a la audiencia y estuvo frente al papa Francisco que lo abrazó, le regaló varios rosarios y permitió algunas fotografías.

RTW24