Venezolanos siguen pidiendo visados en Santo Domingo de los Tsáchilas

0
23
Santo Domingo –

Carlos Llerena, de 28 años, su esposa y su hija, de 2 años, llegaron a Santo Domingo hace seis meses. Arrendaron una pequeña suite de un solo ambiente por la que pagan $ 120 mensuales. Ella trabaja como manicurista y él de estibador en una bodega. Ambos ganan $ 600 al mes. De eso, solo pueden gastar $ 300 en comida, pagar el alquiler y dejar algo para los ahorros.

Dos de sus compatriotas que viven en el mismo barrio trabajan en un supermercado, donde ganan el sueldo básico. Son los trabajos que han podido encontrar mientras obtienen el visado que les permitiría estar de forma regular en Ecuador. Ellos quieren traer a sus familiares y por eso ahorran lo que más pueden.

Desde mediados del 2017, en Santo Domingo aumentó el pedido de visas de los venezolanos, porque buscan estar de forma regular y trabajar, dicen. Mientras dura el trámite, la mayoría labora en tiendas y almacenes.

En la Distrital de Santo Domingo de los Tsáchilas del Ministerio de Relaciones Exteriores confirman que el pedido de visados de venezolanos se ha incrementado en los últimos meses. “Antes a la semana eran unas dos personas que metían papeles, ahora esto llega casi a la docena”, dice un funcionario. Según los interesados, solicitar la regularización suele tardar meses, sobre todo por la legalización de documentos en Venezuela.

Redacción El Universo