Violencia en París, por las nuevas reformas laborales

francia laboral
Foto: Lilâ Le Bas

Este 12 de septiembre la capital francesa es testigo de manifestaciones contra la reforma laboral respaldada por el presidente del país, Emmanuel Marcron. Se reporta que los participantes lanzan piedras, bengalas y bombas de humo contra los agentes de la ley. Por su parte, la Policía ha recurrido al uso del gas lacrimógeno contra los manifestantes.

La protesta es la primera de esta magnitud desde que el presidente Emmanuel Macron asumió el cargo en mayo pasado. Por ahora se desconoce si los disturbios han dejado heridos.

La manifestación a nivel nacional fue convocada por el sindicato de la Confederación General del Trabajo de Francia (CGT). El secretario general de la CGT, Philippe Martínez, dijo anteriormente que se estaban planificando más de 180 manifestaciones en todo el país, señala AP.

Cabe destacar que la manifestación, fruto de la huelga sindical contra la reforma laboral, se produce cuando el presidente Macron se encuentra fuera del país, ya que viajó el lunes por la noche al Caribe para visitar las islas francesas arrasadas por el huracán Irma.

Las protestas también tuvieron lugar en Lyon, Nantes, Tolosa y otra docena de ciudades, dirigidas por sindicatos y partidos de izquierda que dicen que los derechos de los trabajadores están siendo diluidos por la reforma del Código Laboral francés, informa ‘The New York Times’.

Los cambios en el código que contempla la reforma permitirían regulaciones laxas para las pequeñas empresas, facilitando la contratación y el despido de los empleados. Asimismo, permitirán a las empresas a negociar ciertos asuntos laborales a nivel de empresa en lugar de tener que cumplir con los convenios sectoriales.

La reforma de las estrictas leyes laborales de Francia ha sido una de las principales prioridades de la administración de Macron. En agosto, se inició la ronda final de conversaciones con los sindicatos sobre la liberalización de las leyes laborales del país. Con esta medida el Gobierno prevé reducir la tasa de desempleo, que asciende al 9,5%.

Deja un comentario