Pedido sobre Jorge Glas despierta dudas en Alianza PAIS y la oposición

Foto: Diario El Universo

Si bien se perfila que en la Asamblea habrá los 91 votos para autorizar al fiscal la vinculación del vicepresidente Jorge Glas en el supuesto delito penal de asociación ilícita, esto despierta dudas y sospechas en el oficialismo y la oposición, informó Diario El Universo.

El bloque de Alianza PAIS (AP) ayer intentaba alinear a los 74 asambleístas a una sola posición, tomando en cuenta el pedido del vicepresidente Glas, y además el llamado de la dirección nacional del movimiento AP, a actuar conforme lo planteó el segundo mandatario de facilitar toda investigación.

“Quienes militamos en el proceso de la RC no tenemos nada que esconder. Mañana (hoy) se autorizará vinculación en proceso penal solicitado por CNJ”, señaló anoche en Twitter el presidente de la Asamblea, José Serrano (AP).

Para CREO y el PSC, el pedido del fiscal que hoy debate la Asamblea es “un tongo, un juego, un engaño y una tomadura de pelo”. Pese a ese criterio, votarán por el juicio contra el vicepresidente Glas.

Fabricio Villamar (CREO) relató que todo es un juego con la justicia y la necesidad de transparencia, pues se pretende vincular al vicepresidente como cómplice de un delito menor que es la asociación ilícita; y añadió que es un símil al robo de un celular o una gallina, porque el Código Penal determina una pena equivalente a un tercio a la mitad de la prevista para el autor que es de tres a cinco años; “por lo tanto, la prisión de Glas no sería más de dos años, en el peor de los casos”, sostuvo Villamar.

Mientras que Vicente Taiano (PSC) alertó que en la resolución se debe dejar claro que la autorización es válida para todas las etapas procesales, pero afirmó que todo esto es “una tomadura de pelo de parte de la Fiscalía, porque el tipo penal por el cual se pretende vincular al vicepresidente es un delito menor, que inclusive podría tener dos prerrogativas a favor del vicepresidente Glas, pues por la naturaleza del delito se puede aplicar la suspensión condicional de la pena, es decir, el vicepresidente ni siquiera tendría que estar un solo día en la cárcel y tendría que cumplir ciertas condiciones.

Taiano añadió que es una tomadura de pelo, porque los delitos de fondo son el cohecho y concusión, y lo que pretende hacer la Asamblea es blindar al vicepresidente.

Deja un comentario