Papa Francisco se reúne con 300 niños en el Hogar San José de Medellín

A las 3 de la tarde, el sumo pontífice llegó a los Hogares San José para encontrarse con cerca de 300 menores abandonados y en condiciones desfavorables que viven en esta casa de acogida.

Su Santidad escuchó el testimonio de una joven, Claudia Yesenia, que llegó al Hogar San José, luego de que perdiera a su familia en una masacre ocurrida en San Carlos, Antioquia.

Los Hogares San José, con más de 100 años de funcionamiento, es una de las obras sociales más grandes de Medellín. Este lugar acoge a niños y jóvenes de todo el país que han padecido la muerte o el abandono de sus familias, el desplazamiento por causa del conflicto armado, la pobreza extrema y la falta de oportunidades.

Me venía a la memoria del corazón el sufrimiento injusto de tantos niños y niñas en todo el mundo, que han sido y siguen siendo víctimas inocentes de la maldad de algunos.

También el Niño Jesús fue víctima del odio y de la persecución; también Él tuvo que huir con su familia, dejar su tierra y su casa, para escapar de la muerte. Ver sufrir a los niños hace mal al alma porque los niños son los predilectos de Jesús. No podemos aceptar que se les maltrate, que se les impida el derecho a vivir su niñez con serenidad y alegría, que se les niegue un futuro de esperanza.

Pero -concluyó- Jesús no abandona a nadie que sufre, mucho menos a ustedes, niños y niñas, que son sus preferidos. Claudia Yesenia, al lado de tanto horror sucedido, Dios te regaló una tía que te cuidó, un hospital que te atendió y finalmente una comunidad que te recibió. Este «hogar» es una prueba del amor que Jesús les tiene y de su deseo de estar muy cerca de ustedes.

Deja un comentario