Maduro nombra a un primo de Chávez presidente de la filial de PDVSA en EE.UU.

Asdrúbal Chávez, un primo del fallecido Hugo Chávez, controlará Citgo por decisión del presidente, Nicolás Maduro. La designación como nuevo gerente general de la filial de Petróleos de Venezuela en Estados Unidos ocurre un día después de la detención de seis altos cargos en Caracas acusados de malversación de fondos públicos, legitimación de capitales y asociación para delinquir. “Nos iban a robar Citgo y yo estaba indignado, pero no sabía que algunos de estos tipos tenían ciudadanía estadounidense y que ya habían sido denunciados por Wikileaks”, dijo el jefe de Estado venezolano.

Cinco de estos arrestados tienen nacionalidad estadounidense. Se trata de Tomeu Vadell, vicepresidente de operaciones de refinación, Alirio Zambrano, vicepresidente y gerente general de la refinería Corpus Christi, José Luis Zambrano, vicepresidente de servicios compartidos, Gustavo Cárdenas, vicepresidente de relaciones estratégicas, y Jorge Toledo, vicepresidente de suministro y marketing.

Maduro no ha cedido ante esta condición. “Ahora, hoy (miércoles) la embajada de Estados Unidos dice que cinco de los detenidos son ciudadanos estadounidenses y exigen que sean puestos en libertad. ¿En libertad, compadre? Presos es lo que van, porque aquí se acabó la manguangua (facilismo)”, acotó.

El Gobierno ha emprendido una quirúrgica depuración de la antigua generación de ejecutivos del petróleo venezolano. Saab ha agregado que 50 gerentes de PDVSA han sido detenidos entre agosto y noviembre por estar involucrados en posibles hechos de corrupción. “Es algo inédito. Yo conmino a que otra nación diga que en tres meses puede mostrar esto”, dijo.

Rafael Ramírez había sido el hombre elegido por Hugo Chávez para administrar la industria del crudo del país caribeño. Estuvo a cargo de PDVSA durante una década, pero su era concluyó en 2014. Ese año, Maduro decidió designarlo como representante permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas. De ahí han sido removidos altos cargos cercanos a él.

Hace dos días, Ramírez se mostró crítico a las nomenclaturas económicas del chavismo. “Le advertimos al presidente que nos afectaba el tema cambiario porque el costo del diferencial lo asumía la empresa. Esto no solo nos encarecía los costos de producción, sino que afectaba el flujo de caja y deuda con proveedores”, escribió en un artículo publicado en el portal Aporrea.

Entretanto, Maduro ha adelantado que continuará la restructuración de Citgo por considerar que la antigua junta directiva había “traicionado” los intereses de Venezuela. La filial de PDVSA es la sexta refinería más potente de Estados Unidos. En abril, esta refinería estuvo inmersa en una polémica por contribuir con 500.000 dólares para la investidura de Donald Trump.

Deja un comentario