Absalon, un cortometraje de terror made in Ecuador

Una casa vieja de madera en medio del monte está deshabitada, pero algo o alguien lúgubre si que la habita. De repente llega un chico, Polo, irrumpe en la casa como si ya antes hubiera estado en ella, empieza a buscar a su hermano.

El ambiente es tenebroso, un cuadro de un cura cuelga en medio de una sala vacía, imágenes religiosas lo acompañan. Hay mucho silencio que esporádicamente se interrumpe por una música tensa. Polo camina, los sonidos de la madera crujiente de la casa causan tensión en el espectador ¿Qué nos espera?… Se trata de ‘Absalon: El Diablo se viste de cura’. Ese es el inicio del cortometraje de terror de ocho minutos de duración del cineasta guayaquileño J. Federico Aroca, protagonizado por José Andrés Caballero y producido por Letica Becilla.

Absalon nace con la intención de ser la ópera prima de Aroca, de dotar de género cinematográfico al Ecuador y la idea de industrializar el sector. Fue justamente en el 2014, una vez que Aroca regresó de España, donde cursó sus estudios de cine, que se puso a elaborar el guión de Absalon, una vez finalizado, pasaron meses y años frustrantes en la búsqueda de financiación para realizar la película.

Ante la desaprobación en distintas convocatorias y escepticismo de muchos otros, Federico Aroca decide filmar un cortometraje basado en la trama del largometraje, para poder mostrar el look final del proyecto. Y es así, que junto a la babahoyense Leticia Becilla, se embarcaron en la producción del mismo.

El lanzamiento fue el pasado 21 de julio en el MAAC cine de la ciudad de Guayaquil. Absalon causó sorpresa en los espectadores, no solo por las imágenes y la tensión que creaba el mismo, si no, porque observaron un proyecto serio, bien realizado, con dosis altas de susto y de terror. El público se quedó con ganas de ver más, de conocer más sobre el personaje y la historia.

Aroca se sintió contento por la gran aceptación de los asistentes “fue increíble ver la reacción de ellos, uno como artista siempre está con la expectativa y nervios en saber como va a ser recibida la obra, y gracias a todo el equipo logramos tener un producto de calidad, muchos creerán que no fue filmado en Ecuador…” además resalto el deseo en retomar la confianza del espectador con el cineasta nacional.

Absalon cortometraje empieza su aventura por festivales nacionales e internacionales. Actualmente ya está aprobado para concursar en el 3er Festival Internacional de Cine de Guayaquil a realizarse en el mes de septiembre. Además, la intención será mostrar el metraje entre la empresa privada y posibles inversionistas para conseguir el tan anhelado presupuesto para la financiación de la película.

Sin duda alguna, es un producto muy bien trabajado, desde la puesta en escena, su estética lumínica y su ambientación sonora que logra crear los tintes de miedo que son necesarios en esta clase de géneros, y gracias a ello Absalon ya empieza a contar con adeptos.

Por Daniela Creamer
www.hablandodecine.com

Deja un comentario